UN FORO CUBANO PARA EL CAMBIO

UN FORO CUBANO PARA EL CAMBIO

Oswaldo Payá ¿Por qué un foro para el cambio?

A CUBAN FORUM FOR CHANGE

Llegamos al año 2010, es el momento del pueblo, es el tiempo del cambio porque ya los cubanos hemos decidido y deseado el cambio en nuestras mentes y corazones y sabemos cuales son los cambios que queremos y tenemos la fortaleza de voluntad para realizarlos.

Hace ya décadas españoles, chinos, judíos, libaneses y ciudadanos de muchos países emigraban hacia Cuba donde buscaban y encontraban oportunidades de progresar. Hoy son los cubanos los que tienen que salir de Cuba, desgarrándose el corazón al separarse de sus seres queridos y de su Patria para buscar, en cualquier país del mundo, alguna oportunidad de progreso y derechos.  

El actual sistema político, al limitar o negar el ejercicio de muchos derechos  y de la libertad, lacera la dignidad de las personas y reprime las inmensas capacidades y potencialidades que tenemos los cubanos  para superar la pobreza y responder a los desafíos actuales. Niegan así la posibilidad de progreso a los individuos, las familias y a la nación. Muchas personas viven en la pobreza y la angustia, se sienten frustradas, han perdido la esperanza y no tienen espacio para hacerse su propio proyecto en la vida.

Es ya el tiempo de echar a andar, de comenzar los cambios desde el pueblo, desde la base, desde cada cubano. Ya comienzan a expresarse con coraje y buena voluntad los artistas, los periodistas, intelectuales, maestros, médicos, enfermeras y  profesionales, muchos trabajadores y estudiantes, madres, padres y abuelos, religiosos, laicos, sacerdotes y pastores, funcionarios, hombres y mujeres, especialmente los jóvenes con su dinamismo, generosidad y audacia. Los mencionados y todos los cubanos, sin exclusiones, vivan dentro o fuera de Cuba deben ser y serán los protagonistas del cambio y los participantes de este Foro Cubano por los cambios.

No es un nuevo proyecto, es un nuevo paso para potenciar y lograr solidariamente los objetivos de todos los proyectos e iniciativas  pacíficas, colectivas y personales, que representen avances en los derechos de los ciudadanos y la reconciliación entre los cubanos, en la mejoría de la  calidad de vida, en la promoción espiritual y humana y en la conservación del medio ambiente. Los proyectos y las iniciativas que por su esencia y su forma puedan integrarse deben integrarse, los que no, que no compitan, sino que entonces  sus promotores se respeten y se apoyen libre y solidariamente,  pues el beneficiado siempre sería el pueblo cubano.

Proponemos una visión de los cambios con el título Unidos en la Esperanza que surgió como fruto de la consulta y el diálogo entre muchos de los cubanos que trabajamos por los cambios pacíficos y el respeto a los derechos humanos. Pero no se impone a los que quieran participar en este Foro Cubano por los cambios. Está visión está abierta al diálogo, a la crítica,  al enriquecimiento y a ser mejorada y seguramente completada por ese caudal de ideas positivas que tantos cubanos producen desde su experiencia y creatividad.

El nuevo paso de liberación pueden  darlo desde ahora y sin esperar más, todos los cubanos, cada cubano, si así lo deciden, identificándose con Foro Cubano y abriendo su propio espacio en su entorno para ejercer sus derechos y practicar la solidaridad con su pueblo. También pueden hacerlo las organizaciones e instituciones, según su propia vocación.

¿Que identificará a  Foro Cubano para el cambio y a sus participantes? Estas son sus claves:

1.      Amor a la Patria, que somos todos los cubanos. Amor a nuestra cultura, a lo que somos, a la  tierra que Dios nos dio para que vivamos libres y fraternalmente, en Cuba, siempre única, independiente y soberana, amiga de todos los pueblo y hermana de toda la humanidad. Un espíritu solidario, fraterno y pacífico. Todos tenemos derechos sólo por ser seres humanos. Estos derechos son inseparables del deber de defenderlos para todos, del deber de la solidaridad. Es la solidaridad y el compartir este deber, trabajando juntos por todos los derechos y por el bien común, lo que nos unirá a todos.

2.      Transparencia: Liberar la palabra. Tomarse la libertad de expresión y también escuchar con respeto, sin odio y sin miedo. Dialogar y promover el dialogo y la reconciliación entre los cubanos sobre la base indivisible del amor  y la verdad..

3.      Participación de todos los cubanos que viven dentro y fuera de Cuba sin exclusiones y para el bien de todos. Participar es apoyar y reclamar los cambios que concreten el respeto en la ley y en la práctica del ejercicio de la libertad de expresión y asociación, de la libertad  de viajar, el derecho de los cubanos a tener empresas propias, los derechos y la justicia para los trabajadores y el derecho de los ciudadanos a elegir y ser elegidos para todos los cargos públicos en elecciones libres, plurales y democráticas y la liberación de los que están encarcelados por promover y defender pacíficamente los derechos de los cubanos.  ¿Por que no los derechos? ¿Quien dice que los cubanos no merecemos esos derechos? ¿A quien se daña si todos los ciudadanos ejercemos esos derechos? Porque sin esos derechos, no hay cambios justos y verdaderos y no se ejerce verdaderamente la soberanía popular. Los primeros que tenemos que tomar conciencia de que nos corresponden esos derechos y reclamarlos, somos los propios cubanos.

4.      Liberación: con generosidad y sencillez, superando miedos, egoísmos y rencores  y perdonando, sin protagonismos ni vanidades, pueden identificarse públicamente con el espíritu y los objetivos de Foro Cubano y expresar la solidaridad con todos los cubanos y también entre todos los que nos decidimos a servir al pueblo impulsando esta campaña  por los cambios para Cuba.

Sí, somos cubanos. Somos hermanos.

Todos cubanos.

Un Foro Cubano con todos los cubanos.

Queremos cambios ahora. Queremos paz, derechos, justicia y libertad.

Oswaldo José Payá Sardiñas

A nombre de los promotores de Foro Cubano

La Habana Cuba, 4 de enero de 2010

ntrevista en Radio Martí: Llama Payá al cambio hacia la democracia en Cuba

escuche la entrevista aqui Radio Martí

El dirigente opositor cubano, Oswaldo Paya Sardiñas, llama a los cubanos a participar en un proyecto para impulsar cambios en Cuba hacia la democracia.

El líder del Movimiento Cristiano Liberación y Premio Sajarov del Parlamento europeo 2002, Oswaldo Payá Sardiñas, dio a conocer en un comunicado a la prensa internacional la creación del Foro Cubano.

El comunicado asegura que arribados al año 2010, es el momento del pueblo, el tiempo del cambio porque ya los cubanos han decidido y deseado el cambio en sus mentes y corazones.

Agrega el documento que hace ya décadas españoles, chinos, judíos, libaneses y ciudadanos de muchos países emigraban hacia Cuba donde buscaban y encontraban oportunidades de progresar, y que hoy son los cubanos los que tienen que salir de Cuba, desgarrándose el corazón al separarse de sus seres queridos y de su Patria para buscar, en cualquier país del mundo, alguna oportunidad de progreso y derechos.

Manifiesta el texto que el actual sistema político, al limitar o negar el ejercicio de muchos derechos y de la libertad, lacera la dignidad de las personas y reprime las inmensas capacidades y potencialidades de los cubanos para superar la pobreza y responder a los desafíos actuales, y que muchas personas viven en la pobreza y la angustia, se sienten frustradas, han perdido la esperanza y no tienen espacio para hacerse su propio proyecto en la vida.

Concluye el documento del que el nuevo paso de liberación pueden darlo desde ahora y sin esperar más, todos los cubanos, cada cubano, si así lo deciden, identificándose con Foro Cubano y abriendo su propio espacio en su entorno para ejercer sus derechos y practicar la solidaridad con su pueblo.

Dámaso Rodríguez tiene mas detalles.

A CUBAN FORUM FOR CHANGE

As we reach the year 2010, it is the people’s moment, it is time for change.  Cubans have decided and wished for change in our minds and our hearts; we know what changes we want and we have the willpower to achieve them.

Decades ago the Spanish, Chinese, Jewish, Lebanese and citizens from many countries immigrated to Cuba where they searched for and discovered opportunities for progress. Today it is the Cubans who need to leave Cuba, breaking their hearts because they have to separate from their loved ones and their homeland to search for any opportunity for progress and rights in any country in the world.

The current political system, by limiting or denying the opportunity to exercise certain rights and freedoms, suppresses the immense capacity and potential that Cubans have to overcome poverty and respond to the current challenges. The possibilities for progress of individuals, families and the nation are thus denied. Many people live in poverty and anguish, they feel frustrated, they have lost hope and they do not have the space to make their own plans in life.

It is now time to begin with changes that come from within the people, grassroots and each Cuban. Courage and goodwill are already being expressed by artists, journalists, intellectuals, teachers, doctors, nurses and professionals, workers, students, mothers, fathers, grandfathers, religious followers, laymen, priests, ministers, officials, men, women, and especially the youth with their vitality, generosity and audacity. Those mentioned above and all Cubans, with no exception, whether they live in or outside of Cuba, must be and will be the protagonists of change and the participants in this Cuban Forum for change.

This is not a new project; it is a new step to promote and jointly achieve the objectives of all the peaceful, collective and personal projects and initiatives that represent advances in the rights of citizens and reconciliation between Cubans in the improvement of the quality of life, the spiritual and human promotion and the preservation of the environment. The projects and initiatives can be integrated in essence and form and must be integrated; for those that do not compete, may their promoters nevertheless respect and support each other freely and jointly. The beneficiaries of these efforts will always be the Cuban people. We propose a vision for change under the title “United in Hope,” which emerged as a product of the consultation and dialogue between many Cubans that work for peaceful change and the respect for human rights. This vision is open to debate, critique, enrichment, improvement and will be completed by the volume of positive ideas that Cubans have to offer from their experience and creativity.

The new step to freedom can be obtained from now on by all of the Cubans, each Cuban, if they decide it, by associating themselves with the Cuban Forum and opening their own space to exercise the rights and practice solidarity with their people. Organizations and institutions can also do this, according to their own vocation.

What will the Cuban Forum identify for change and its participants? These are the key components:

1.      Love for the People because we are all Cubans. Love for our culture, for what we are, for the land that God has given to us so that we can live freely and fraternally, in Cuba, always one, independent and sovereign, friends of all the people and sister of all of humanity. A supportive, fraternal and peaceful spirit. We all have rights just by being human. These rights are inseparable from the duty to defend them for all: the duty to practice solidarity. Solidarity and sharing is this duty, by working together for all the rights for the common good, which will unite us all.

2.      Transparency to free the word. Practice freedom of expression and also listen with respect, without any hatred and no fear. Discuss and promote dialogue and the reconciliation between Cubans on the indivisible basis of love and truth.

3.      Participation of all the Cubans that live in or outside of Cuban, with no exceptions and for the good of all. To participate is to support and demand the changes within the law and the practice of freedom of expression and association, freedom to travel, freedom for all Cubans to have their own businesses, freedom and justice for workers, the right for citizens to elect and be elected for all public positions in elections that are free, plural and democratic, and the liberation of those that are imprisoned for peacefully promoting and defending the rights of Cubans. Why no rights? Who says that Cubans do not deserve these rights? Who are we harming if all citizens exercise their rights? Because without these rights, there are no just and real changes, and popular sovereignty is not truly achieved. The first ones that need to be conscious that these rights correspond to us and to demand them are the Cubans themselves.

4.      Freedom through generosity and simplicity, by overcoming fears, selfishness, resentment, and forgiving, without any self-importance or vanity, people can associate themselves publically with the spirit and objectives of the Cuban Forum, and express solidarity with all Cubans, as well as with all those who are determined to serve the people by promoting this campaign for change in Cuba.

Yes, we are Cubans. We are all brothers.

All Cubans.

A Cuban Forum with all Cubans.

We want change now. We want peace, rights, justice and freedom.

Oswaldo José Payá Sardiñas

In the name of the promoters of the Cuban Forum

Havana, Cuba on January 4, 2010

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies