ODCA admite como miembro titular al Movimiento Cristiano Liberación

La ODCA admitió como miembros titulares al Movimiento Cristiano Liberación, el Proyecto Demócrata Cubano y el Directorio Democrático Cubano.

Redacción EER miércoles 15 de noviembre de 2006

Por otra parte, el Congreso aprobó el cambio de status de miembros observadores a titulares de los grupos opositores cubanos Movimiento Cristiano Liberación (MCL), Proyecto Demócrata Cubano (PRODECU) y Directorio Democrático cubano La ODCA celebró su reunión con la participación de 33 partidos de 25 países. Manuel Espino Barrientos, presidente del Partido de Acción Nacional (PAN), de México, será el nuevo líder de la organización para el período 2006-2009. 

Martínoticias: Participa Payá en cónclave Demócrata-Cristiano

La Opción Socialcristiana para América. Mensaje de Oswaldo Payá a ODCA.

Saludos Solidarios desde Cuba a toda la familia democratacristiana de América y del mundo que nos acompañan en nuestro Congreso.

No sé si está presente en este congreso, pero los hermanos del Movimiento Cristiano Liberación queremos patentizar nuestro especial afecto, admiración y gratitud por ese guía y maestro de la Democracia Cristiana mundial, que es Ricardo Arias Calderón. Él y su esposa Teresa, nos trajeron personalmente, desde muy temprano, el abrazo de la democracia cristiana y el reconocimiento de nuestra pertenencia a esa gran familia. No los olvidamos y aquí en Cuba, en nuestro humilde movimiento tienen su lugar, un lugar muy especial.

Queridos hermanos y compañeros:

Nuestra primera palabra es para proclamar el heroísmo de nuestros hermanos, del movimiento, de nuestros hermanos demócrata cristianos que hoy están en las cárceles cubanas por ser consecuentes con nuestro ideario socialcristiano, por amor a nuestro prójimo que es el pueblo de Cuba. Ellos y todos los prisioneros políticos pacíficos cubanos están en prisión solo por defender los Derechos de las personas. Por eso hemos lanzado este llamamiento, desde Cuba a una campaña por la liberación de estos prisioneros. Es este Congreso, y no por coincidencia, el primer Foro internacional en el que se abre esta campaña que debe crecer y extenderse a todos los pueblos hasta que sean liberados todos estos cubanos prisioneros por defender pacíficamente la dignidad, los derechos y la libertad de las personas.  

Nuestra primera propuesta es que este congreso haga suya esta campaña y que esta familia comience a trabajar de manera coordinada para conseguir ese objetivo urgentísimo.

Cuba ya está en el entorno del cambio, pero nuestro pueblo, al llegar a los albores de la nueva etapa de su historia se encuentra muchas barreras y el mito, el falso concepto de que no hay caminos. El régimen cierra las puertas del futuro y dicta la sentencia de la continuidad de la opresión a escala de eternidad y descarga todos los mecanismos, no solo de represión, sino de propaganda aplastante encaminada a sembrar la desesperanza. Esas dos componentes, represión y mentira son esencia de la cultura del miedo en que ha estado sumergido nuestro pueblo durante casi cinco décadas y que ahora lo encadena combinándose con la incertidumbre y con las desconfianzas en el cambio. Desconfianzas sembradas por esta propaganda que cierra las puertas del futuro y también , hay que decirlo, por ciertas experiencias de cambio o de  supuesta democratizaciones que no pueden ser aspiración de ningún pueblo. Algo parecido pasa en gran parte de Latinoamérica en las que las fuerzas del neoconservadurismo o neoliberalismo y del neocomunismo o comunismo salvaje, constituyen la falsa disyuntiva fatalista que engaña a los pueblos para atraparlos. Ahora el panorama creciente es el de la trampa que impone a las mayorías unos derechos a costa de renunciar a otros y al final les deja sin ningún derecho efectivo. Lo sabemos en Cuba que es un país de ricos y pobres y de la igualdad más desigual que pueda imaginarse.

¿Quién dijo que estas corrientes atrapadoras de pueblos que, paradójicamente, se preparan el camino mutuamente en una sucesión fatal, son las únicas alternativas?

Nosotros los demócrata cristiano, por vocación , por nuestro propio ideario de liberación integral y por nuestro compromiso con la persona y los pueblos, debemos ser testigos de la esperanza y constructores de esa alternativa de democracia real que significa libertad plena garantía de todos los derechos y justicia social que para nuestros pueblos es una urgencia de superación de pobreza abandono y desigualdades

Pero esto no es nuevo esto siempre ah estado ahí, en nuestras bases, desde las que debemos defender a los pueblos de los ídolos del poder totalitario o del mercado totalizante a la larga dos formas de fundamentalismo. Pero no necesitamos situarnos en el punto intermedio entre dos formas de injusticia, ni inclinarnos o fundirnos con uno u otro flanco, sino buscar más arriba, en nuestras fuentes y bases que apuntan hacia la justicia que creemos posible. Si algo tienen la fuente del ideario demócrata cristiano o socialcristiano es luz propia,

!Retomémoslo radicalmente!   

Nosotros, los que asistimos a este Congreso, los que nos inspiramos en el Evangelio, los que tomamos la opción socialcristiana como camino y meta de servicio al prójimo somos caminantes que sabemos que si hay camino. Un camino abierto hace 2000 años y sus cuyas lineas directrices son la continuación del camino de Emaús. Si olvidamos eso, olvidamos quienes somos y porque nos identificamos con este título y ese signo de la democracia cristiana. No desechemos la mística que es la fuerza de nuestra militancia o nos convertiremos en partidos plásticos, sin vínculo con la base y por lo tanto sin capacidad de movilización. Estamos convencidos de que lo que necesita Latinoamérica incluyendo y muy especialmente Cuba es lo que propone y ofrece el ideario socialcristiano, que debemos encarnar, con espiritu de servicio. Ese espíritu esta en el centro de la mística que no debe faltar y que inspiro a los fundadores de este gran movimiento social y políticos en el mundo.

Como dije Cuba está atrapada, pero no sin salida. El Proyecto Varela es hoy mas que nunca una demanda reconsulta popular que puede abrir el proceso de transición desde el pueblo, y protagonizado por el pueblo. El Programa Todos cubanos, es la visualización de que el cambio en cuba es posible, sin violencia, entre cubanos, con el ascenso del pueblo al ejercicio de la soberanía, con la institucionalización del derecho y u proceso en el que todo lo positivo que h construido el pueblo se mantenga y , se mejore y se instituya como derecho, Este Programa confirma la determinación y el deseo de los cubanos de alcanzar todos los derechos y no de una mediatización o una neodictadura. Confirma que nadie será despojado de su casa, que no habrán venganzas, que no habrá salto del comunismo salvaje al capitalismo salvaje. Libertad económica y de empresa si, pero no privatizaciones desenfrenadas que dejen a los pobres mas pobres y todas las riquezas en manos de unos pocos. El régimen y otras fuerzas, tratan de opacar y desviar la atención de esta alternativa porque saben que si el pueblo de Cuba la conoce la va a apoyar por que satisface sus anhelos más profundos. Lo más radical que tiene es que es radicalmente pacífico y que los protagonistas son los mismos ciudadanos, no bajo el mando de caudillos o de un partido único sino como hombres y mujeres libres y responsables. El Proyecto Varela y el Programa Todos Cubanos son opciones reales y además constituyen instrumentos para una alternativa pacífica y liberadora.

Propongámonos en este Congreso de ODCA, profundizar en nuestro ideario, confirmar nuestra espiritualidad y ofrecer para nuestro continente, en medio de tantos peligros y desorientaciones un proyecto y un compromiso deliberación integral. Renovemos la esperanza. Gracias
  

Reciban desde Cuba nuestro abrazo fraternal

Martínoticias: Participa Payá en cónclave Demócrata-Cristiano

Marti Noticias 13 de Noviembre de 2006    El opositor cubano Oswaldo Payá, presidente del Movimiento Cristiano Liberación, estuvo presente a través de un mensaje en la reunión de la Organización Demócrata Cristiana de América, ODCA, celebrada en Chile.

Escuche mensaje de Oswaldo Payá 

Payá dijo que su mensaje es muy firme desde la experiencia cubana, donde alguna vez se dijo que la revolución castrista era desde los humildes y para los humildes. 

Agregó que, sin embargo, hoy Cuba es un país donde hay unos ricos que ni siquiera se les puede decir que son ricos, pero todo el pueblo lo sabe, y que hay una mayoría pobre a la que se le quitó la voz y ahora ni siquiera puede decir que es pobre. 

El dirigente extendió sus palabras a Latinoamérica, así como también a los que llamó hermanos demócrata-cristianos, diciéndoles que no se asocien ni corran hacia ningún extremo. 

Ni al neoliberalismo que, según Payá, coloca al mercado como primer valor, ni al neocomunismo, que coloca el poder político como primer valor, porque el primer valor somos los hijos de Dios, y el mismo Dios nos ha creado libres para que vivamos como hermanos.   

VIII Congreso ODCA, una Internacional de centro, moderna, poderosa, y con un proyecto político

Con la presencia de 35 partidos políticos de 25 países de América Latina y El Caribe, se realizó el XVIII Congreso de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA), ante el cual el Presidente saliente, Gutenberg Martínez, presentó su último Informe de Gestión 2003-2006.  El Congreso eligió seguidamente al nuevo Presidente de la organización, Manuel Espino, Presidente del Partido Acción Nacional (PAN), de México.

En la inauguración estuvieron como invitados especiales el ex Presidente de Chile, Patricio Aylwin, y el Vicepresidente de la bancada parlamentaria de la CDU Alemana, Arnold Vatz. El ex Presidente de Chile destacó la labor de la Organización a nivel internacional. “ODCA ha sido muy importante en nuestra historia. Hoy se presenta como una organización renovada, con un proyecto político propio, con bases programáticas articuladas y con una formación de líderes jóvenes”. Patricio Aylwin, en su discurso ante el Congreso de ODCA, agregó que: “mi mensaje es simple y directo; seamos siempre leales al humanismo cristiano que nos inspira y al testimonio de los nuestros que ya nos dejaron y de los cuales nos enorgullecemos con emoción. Hoy, más que nunca se requiere un estilo, un estilo humanista que responda a nuestras convicciones y valores humanistas cristianos. Los ciudadanos reclaman ese estilo”.En su último informe de gestión, el Presidente de ODCA, Gutenberg Martínez, destacó que hoy ODCA es una internacional poderosa, moderna, que representa al centro político y que tiene un proyecto político con contenido. “ODCA es una internacional con un Proyecto Político: el Nuevo Centro Humanista y Reformista. Al concluir esta gestión, tenemos respuestas que ofrecer al mundo: identidad doctrinaria, basada en principios y valores universales; un proyecto político orientado al bienestar y a la realización de cada persona humana; y una organización política vigorosa y pujante para promover y difundir nuestras ideas en el plano nacional e internacional”.

Con un fuerte aplauso que se extendió por varios minutos, el Presidente de ODCA, Gutenberg Martínez, junto al Comité Directivo agradecieron a todas y todos los amigos que lograron que hoy ODCA sea una internacional poderosa, con valores, con proyecto político, con contenido, moderna y con prestigio y una internacional que representa el centro político de la región.

Por la tarde, el XVIII Congreso aprobó por unanimidad la incorporación de dos partidos políticos como observadores, Unión Cívica de Uruguay y Patria Querida de Paraguay, con acuerdo de los partidos titulares. Además, el Congreso con el acuerdo del Partido Demócrata Cristiano de Cuba (PDC), 

aprobó el cambio de status de miembros observadores a titulares al Movimiento Cristiano Liberación (MCL), al Proyecto Demócrata Cubano (PRODECU) y al Directorio Democrático Cubano.A su vez el Congreso aprobó por unanimidad, reivindicar que la Presidencia de la Internacional Demócrata Cristiana sea ocupada por un latinoamericano, designando para ese efecto como candidata oficial de ODCA a Lourdes Flores de Perú.El Congreso aprobó modificaciones estatutarias consistentes en aumentar las Vicepresidencias Generales a cuatro, restablecer la existencia de la Secretaría General y señalar que la sede de ODCA estará en la ciudad de residencia del Presidente de la Organización.

Para la elección del Comité Directivo se logró un consenso, por el cual el Congreso eligió al siguiente nuevo Comité Directivo de ODCA:

Presidente: Manuel Espino.
1er. Vicepresidente: Marcelino Miyares.
2º. Vicepresidente: Vilmar Rocha.
3er. Vicepresidente: Luis Fischman.
4º. Vicepresidente: Luis Gómez.
Secretario General: Xavier Barrón.
Vicepresidente Centro América: Rodolfo Parker.
Vicepresidente Adjunto Centro América: Camilo Brenes.
Vise-Presidente Caribe: Gabriela Alburquerque.
Sec. Ejecutivo Adjunto Caribe: Mike Emman.
Vicepresidente Andino: Eduardo Fernández.
Vice-Presidente Adjunto: Edgar Mora.
Vicepresidente Cono Sur: Héctor Lescano.
Vice-presidente Adjunto: Antonio Carámbula

El Congreso fue clausurado por el nuevo Presidente de ODCA, Manuel Espino, quien presentó el Manifiesto de Santiago, que fue aprobado unánimemente por el Congreso. 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad