PROCESO. México. Entrevista a MCL.

Cuba: Proyecto de transición… en México
Raphaël moran . Proceso Mexico

México, D.F., 18 de septiembre (apro).-  (MCL) Movimiento Cristiaano Liberación–uno de los principales grupos disidentes dentro de Cuba— presentará en México a fines de noviembre próximo su proyecto de transición democrática para la isla.
Dicho proyecto -llamado Todos Cubanos- prevé un conjunto de reformas institucionales que garanticen en la isla las libertades de expresión y asociación, “la democracia y el pluralismo político”, así como el reconocimiento a la propiedad privada y a la libre empresa.
Para ello plantea establecer una nueva Constitución, y nuevas leyes de asociaciones y electoral, las cuales serían aprobadas a partir de un referéndum. Así, el programa Todos Cubanos –un documento de 131 cuartillas— busca seguir los mecanismos legales actualmente existentes en Cuba para realizar una transición institucional y “sin ruptura”.
Todos Cubanos “es un reclamo para que se realice un referéndum y se consulte libremente al pueblo qué cambios quiere”, dice Julio Hernández, representante en Miami del MCL.

En entrevista con Apro, subraya que este proyecto fue elaborado dentro de Cuba, y surgió “como respuesta de dos años de trabajo y participación de los cubanos sobre la cuestión de como queríamos ver el cambio de la dictadura hacia la democracia” en la isla.

Según Hernández, los miembros del MCL “somos la voz de los que (el gobierno cubano) no deja tener voz (…) Y es por eso que informamos a la opinión internacional de lo que está pasando dentro de Cuba”.


El MCL es encabezado por Oswaldo Payá, una figura de la disidencia cubana. Promueve desde 1988 el respecto de los derechos humanos y las libertades civiles en la isla. Este grupo forma parte de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA), que agrupa a partidos políticos y asociaciones de filiación demócrata cristiana en el continente y uno de cuyos vicepresidentes es, desde 2003, Manuel Espino, presidente del Partido Acción Nacional (PAN).

En el preámbulo del proyecto de Constitución incluido en el programa Todos Cubanos, la inspiración religiosa es explícita: “Nosotros los cubanos, invocando el favor de Dios, aprobamos esta Constitución en la que se plasman nuestras esperanzas (…)”.
–¿Por qué presentar el proyecto en México?
Paya declara desde La Habana que su organización busca “el apoyo de la sociedad mexicana”.

Explica: “Estamos buscando difundir el Programa Todo Cubanos entre todos los mexicanos, para que conozcan que sí existe otra alternativa pacífica y otra versión del pueblo sobre la realidad cubana”.
Oswaldo Paya promovió el Proyecto Varela que, desde 1998, reunió –según el MCL– más de 25 mil firmas de cubanos para pedir un referéndum sobre la libre expresión, la libertad de prensa y de asociación, y también el derecho de los cubanos a tener sus propias empresas.

El Proyecto Varela se basaba en la Constitución cubana que da la posibilidad al pueblo de proponer cambios en las leyes, a través de un referéndum, si al menos existe una solicitud firmada por 11 mil ciudadanos de la isla.
Sin embargo la petición no fue tomada en cuenta por el gobierno cubano. El programa Todos Cubanos es un nuevo intento de establecer cambios institucionales por vía pacífica.

Al no tomar en cuenta la petición del Proyecto Varela, “el gobierno cubano violó su propia ley”, dice Julio Hernández. En consecuencia, el programa Todos Cubanos es también “la respuesta de los cubanos que han quedado desatendidos por su propio gobierno al violar la Constitución actual, por no atender más de 25 mil firmas que se presentaron reclamando cambios al actual sistema centralizado, totalitario” en Cuba, señala Hernández.
La presentación del programa Todos Cubanos tendrá lugar en la oficina mexicana de la fundación Konrad Adenauer, con sede en Alemania.
“Queremos presentar el proyecto Todos Cubanos para que se inicie un diálogo sobre el tema de la transición cubana”, dice Kerstin Vonbremen, coordinadora del evento en la fundación Konrad Adenauer. El objetivo es “ofrecer una plataforma de diálogo” sobre el tema de la transición en la isla, agregó.
La fundación Adenauer eligió a México “porque siempre ha sido un vecino importante para Cuba. Se ve al nivel de la migración de los cubanos en México, por ejemplo”, detalla Vonbremen.
Al evento serán invitados “medios de comunicación, representantes de diferentes partidos políticos mexicanos, estudiantes y las personas que se interesan en el tema de la transición en Cuba”, explica.
El evento tiene además otro objetivo: “Presentar lo que pasa ahora en Cuba”, un país donde “la gente tiene hambre y tiene miedo de decir su opinión”, dice Vonbremen.

La fundación Adenauer –que tiene oficinas en 70 países del mundo y en casi todos los países de América Latina— se dedica en dar conferencias y capacitación sobre temas como “la democracia” o los “regimenes políticos”.

En diciembre 2005, la Fundación Konrad Adenauer—que pertenece también a la ODCA– organizó una conferencia de información sobre la situación en Cuba. Estuvieron presentes miembros del PRI, pero sobre todo de organizaciones de tendencia demócrata cristiana de la ODCA, como el PAN, representado en ese evento por la entonces senadora Cecilia Romero.

Vonbremen subraya que en Cuba “la base es respetar los derechos humanos. No importa el sistema económico, lo importante es la libertad, la democracia, que no haya presos políticos y que pueda haber una oposición que pueda trabajar”.

La fundación Adenauer aboga para que el diálogo sobre la transición se quede entre los cubanos: “No queremos un cambio que venga de fuera. El MCL tiene la misma idea”, dijo Vonbremer.

“Ni los exiliados o la Unión Europea deben de decir a Cuba lo que debe hacer. Son los cubanos los que tienen que decidir, hacer una asamblea, un debate sobre su Constitución”, agregó la representante de la fundación alemana.
En el mismo sentido, Hernández, del MCL, afirmó que “queda claro que el cambio lo tenemos que hacer los cubanos y no pedimos ni permitimos intervención de ningún Estado extranjero”.
Hernández precisó lo que espera el MCL: “Nosotros recurrimos a la comunidad internacional pidiendo respaldo para la liberación de los presos políticos pacíficos, que son más de 300”, dijo, antes de mencionar “los 75 presos políticos detenidos durante ‘la Primavera de Cuba’ en marzo-abril del 2003, cuando el gobierno reprimió brutalmente a indefensos ciudadanos que solo reclamaban derechos”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad